miércoles, 2 de mayo de 2012

VISITANDO 'APOCALIPSIS' (1)


Por Tavo Jiménez de Armas


Consideraba Issac Newton que en el Libro de Daniel, capítulo 9, versículos 24-27, estaba la tabla cronológica sobre el destino de Israel y la reaparición de Cristo en los postreros tiempos.
El objetivo de la presente visita al texto de Daniel (9:24-27), como previo a adentrarnos en Apocalipsis (último libro de La Biblia), no es señalar el regreso de Cristo alguno. Ya he expuesto en numerosas ocasiones que mi óptica de Cristo, como personaje central de los evangelios, es la de personificación de la Conciencia del hombre. Consecuentemente, me enfocaré en la interpretación de un texto que someramente nos acerque a los tiempos en que, por causa de factores ambientales (enlazados a la evolución), un escenario favorecedor de la Conciencia del hombre pudiera ser realidad.

Creo que no es preciso que me extienda sobre cuál es mi particular concepto de la Conciencia (80 %) que nos une a la evolución, pues también sobre ella me he expresado numerosas veces, poniendo el acento en su naturaleza intelectual, y en su carácter de protector de la Vida (20 %).
Respecto del ‘destino de Israel’ que tanto interesó a Newton, decir que este trabajo nos muestra a un Israel (Estado Sionista) que -por su desproporcionada influencia en asuntos mundiales, y la tolerancia que recibe de Occidente- personifica los peores atributos del Sistema de Control. El tema se profundizó aquí y aquí.
Obviamente, nada de esto tiene que ver con el antisemitismo, sino con la doctrina sionista (condenada por la ONU el 11 de noviembre de 1975, en una votación de 72 contra 35, que la declaraba como ‘una forma de racismo’): hay sionistas que son judíos, sionistas que son cristianos, y sionistas que no son ni lo uno ni lo otro. Tal es así que hay sionistas que ni siquiera saben que lo son...


A PROPÓSITO DE DANIEL

‘El historiador Charles A. Beard, preguntado sobre las enseñanzas más importantes que le había proporcionado la historia, respondió:
Primero, que los dioses vuelven locos por el poder a los que quieren destruir.
Segundo, que los molinos de Dios muelen lentamente, pero lo reducen todo a polvo.
Tercero, la abeja fertiliza la flor que chupa.
Cuarto, cuando está completamente oscuro, entonces es cuando pueden verse las estrellas’.
Martín Luther King, La Fuerza de Amar, 1968.

Newton se interesa por un texto concreto –el de Daniel-, que no puede pasarse por alto cuando el propio Cristo lo menciona en Mateo 24,15 (‘cuando viereis la abominación desoladora, que fue dicha por el profeta Daniel…’), como punto de arranque para los procesos de justicia sobre el Sistema de Control.
Lo siguiente es la traducción del texto de Daniel directamente del hebreo, y como consta en el Ketubim, una de las divisiones de que se compone la Tanaj o textos sagrados hebreos:

(Verso 24) Setenta semanas (1) están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar con la trasgresión, para acabar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer la justicia eterna; para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo.

(Verso 25) Conoce, pues, y entiende que desde la salida de la palabra para restaurar y edificar Ierushalaim (Jerusalén) hasta uno ungido (como) príncipe, habrá siete semanas (2); y luego sesenta y dos semanas (3); y volverá a ser edificada con plaza y muro, pero en tiempos angustiosos.

(Verso 26) Después de las sesenta y dos semanas, (quien fuera) ungido será quitado y no tendrá nada; y la ciudad y el santuario destruirá el pueblo de un gobernante que ha de venir, con cataclismo será su fin, y hasta el fin de la guerra está decretada la desolación.

(Verso 27) Y él confirmará el pacto con muchos por una semana (4); y en medio de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda; y sobre el espacio del santuario habrá detestables (abominables) cosas que causarán ruina; y eso hasta que la completa exterminación determinada sea vertida sobre aquel que la causó.’

Newton dice que las setenta semanas (1) del verso 24 equivalen a 490 años, dándole a cada semana el valor de un año y multiplicándolos por 7. Las siete semanas (2) del versículo 25 equivaldrían a 49 años, las 62 semanas (3) serían 434 años, mientras que una semana (4), verso 27, ocultaría un período de 7 años.
Las deducciones del científico son sencillas de realizar, pues se trata de un simple cálculo matemático. Sin embargo, su interpretación correcta no podía hacerse hasta hace poco, pues los tiempos descritos en la profecía no habían comenzado a cumplirse.
Conviene saber que las 70 semanas son un proceso, una secuencia cronológica oscurecida tras el simbolismo, que se subdivide en varias más pequeñas: (2) siete semanas + (3) sesenta y dos semanas + (4) una semana = 70 semanas (1).

La clave para descifrar su significado está en el presente y no en los tiempos del profeta (ni en los de Newton), siendo Daniel 9,24 el mensaje introductorio a la profecía que le sigue en los tres versículos posteriores.
El misterio de esta profecía podría resolverse si el valor del término ‘semana’ no fuese el mismo para cada una de las subdivisiones, y que éste se le otorgase según el contexto.
Newton creía que ‘siete semanas’ (2) después del anuncio de la restauración de Israel llegaría el regreso de Cristo. Siendo así, tendría que haber contado 49 años a partir del 29 de noviembre de 1947, que es cuando se produce la decisión de la ONU de dividir Palestina en dos estados, uno de los cuales sería Israel (fundado el 1948).


El punto de partida cronológico viene marcado por la expresión ‘desde la salida de la palabra para restaurar y edificar Ierushalaim (Jerusalén)’, 29 de noviembre de 1947, partición de Palestina en dos estados, autorizando así la creación del Estado de Israel. Un año -1947- que contiene estos otros hechos relevantes:
-Comienzo de la Era Atómica,
-El Fondo Monetario Internacional (FMI) empieza sus operaciones (1 de marzo).
-Empieza, culturalmente hablando, la era OVNI, con el avistamiento de Kenneth Arnold (23 junio), y el incidente de Roswell (8 de julio).
Sólo dos años antes había comenzado la era nuclear, con la explosión de la primera bomba en Alamogordo, Nuevo Méjico, 16 julio 1945.

Así, pues, contando 49 años (las ‘siete semanas’) desde 1947, nos colocamos en 1996, año judío 5756, fecha en la que se celebra el 3.000 aniversario de Jerusalén.
La cuestión ahora es preguntarse por el individuo al que se supone se unge como príncipe, tal como se nos dice en el verso 25. Ese personaje al que se llama príncipe no tiene nada que ver con un supuesto retorno de Cristo, sino que es una figura arquetípica, alegórica, que participa en los acontecimientos narrados por Daniel.
Como el año nuevo hebreo no coincide con el del calendario occidental, debemos precisar que el año judío 5756 comienza en septiembre de 1995. Y ese año sí tiene gran trascendencia respecto a lo que nos dice el profeta. Precisamente a finales de 1995 –ya en el año judío 5756-, el 4 de noviembre es asesinado el Primer Ministro israelí Yitzhak Rabin. ¿Se trata del príncipe de la profecía? Veamos si reúne ingredientes arquetípicos:

Rabin es asesinado frente al edificio del ayuntamiento de Tel Aviv, en la Plaza de los Reyes de Israel (Kikar Malkei Yisrael). Esta plaza fue posteriormente llamada Plaza Rabin. A escasos dos kilómetros de allí se encuentra el Museo Bíblico y el Salón de la Independencia, donde se firma la Declaración de Fundacional de Israel en 1948.
El proclamador de aquella declaración fue David Ben Gurión, quien era Jefe del Gobierno Provisional en aquellos días y al que se le considera ‘padre de la nación’. Curiosamente, la Plaza Rabin se encuentra en la desembocadura del Boulevard David Ben Gurión, que tomó el nombre del líder sionista porque allí está la que fuera su residencia. Esta confluencia de espacios trascendentales de la historia nos aclara la significancia del crimen cometido en noviembre de 1995, no sólo como punto de inflexión en la historia reciente de Israel, sino en el ámbito arquetípico. Recalquemos, pues, el profundo sentido del nombre donde se produce el magnicidio, Plaza de los Reyes de Israel.

LA ÚLTIMA NOCHE DEL PRÍNCIPE RABIN

La concentración liderada por el entonces Primer Ministro, de más de 50.000 personas a favor de la ‘paz de los valientes’ (acuerdos de paz entre Rabin y Arafat), se acompañó de un concierto de la cantante Noa, nacida Achinoam Nini, que significa ‘hermana de la paz’. Achinoam era el nombre de la primera mujer del Rey David, algo bastante casual en aquel escenario histórico.
Lo cierto, es que Yitzhak Rabin estaba arropado por los que creían en la paz. Sólo un año antes, al recibir –junto a Arafat- el Nobel de la Paz, había dicho en Oslo: ‘Estamos en plena construcción de la paz. Los arquitectos y los ingenieros de esta empresa están trabajando incluso mientras nos reunimos aquí esta noche, construyendo la paz, capa a capa, ladrillo a ladrillo. La obra es difícil, compleja, exasperante. Un error podría derrumbar toda la estructura y llevarnos al desastre. Por eso estamos determinados a hacer bien el trabajo, a pesar de las acciones del terrorismo asesino, a pesar de los fanáticos y crueles enemigos de la paz. Seguiremos en el camino de la paz con determinación y fortaleza. No nos detendremos. No nos daremos por vencidos. La paz triunfará sobre todos sus enemigos, porque la alternativa es peor para todos nosotros. Y hemos de prevalecer.’
Este es el Yitzhak Rabin (1922-1995) cuya vida se ve interrumpida por la apuesta que hace por la paz con los palestinos. Si no hubiese sido así no habría existido un complot dentro de su propio pueblo para acabar con él.
Sin embargo, su vida es una interesante paradoja. Nace en Jerusalén, donde comienza la historia de Israel y donde ésta se estanca. Muere en Tel Aviv, la ‘ciudad que nunca duerme’, donde se restaura el Israel moderno y, al igual que Ariel (Arik) Sharon, participa en la guerra por la Independencia. Tras la Guerra de los Seis Días su prestigio militar lo eleva a la categoría de héroe nacional. Se casa con Lea y tienen varios hijos. Lea es el nombre de la mujer del patriarca Jacob.

Por otra parte, Yitzhak es el original hebreo de Isaac. En La Biblia, Isaac es el padre engañado por Jacob (todo un arquetipo del usurpador), su hijo, en quien acaba recayendo la primogenitura, a pesar de que éste prefería a su otro hijo, Esau, su primogénito. Es muy posible que alguno de los antiguos patriarcas hebreos fueran, en realidad, reyes de Egipto, por lo que Isaac fue, al menos, príncipe*.
Tras una exitosa carrera militar, Rabin forma parte del parlamento, y en 1992 es elegido Primer Ministro de Israel. Su papel será entonces el de un hombre comprometido con la paz. El 13 de septiembre de 1993 firma junto a Arafat, en La Casa Blanca, los Acuerdos de Oslo, por los que comenzaba el proceso de entendimiento entre palestinos e israelíes.
Es entonces cuando la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) reconoce al Estado de Israel y viceversa. Nunca la paz pareció estar tan cerca como entonces, cuando los dos líderes estrecharon sus manos por primera vez.
‘La Paz de los Valientes’, como había sido llamada, parecía imponerse… En 1994 Yassir Arafat regresa a Palestina tras 27 años de exilio. En octubre se firma la paz entre Israel y Jordania tras 46 años. Los palestinos establecen un gobierno autónomo en Gaza y Jericó, y un año después le llega el turno a Cisjordania.

Rabin pronunció estas palabras minutos antes de ser asesinado (21:40 de la noche) a manos de un joven ultraortodoxo –Yigal Amir- que dijo haber actuado en solitario: ‘Permitidme decir que estoy profundamente conmovido. Deseo agradecer a cada uno de vosotros el haber venido hoy aquí para oponeros a la violencia y manifestar vuestro apoyo a la paz. Este Gobierno, que tengo el privilegio de encabezar junto con mi amigo Simón Peres, decidió darle una oportunidad a la paz, una paz que solucionará casi todos los problemas de Israel. Fui militar durante 27 años. Luché cuando la paz no tenía posibilidades. Creo que ahora las tiene, y muchas. Debemos aprovechar esto en nombre de todos los que están aquí presentes, y en nombre de los que no están aquí, que son muchos. (...) La violencia erosiona los cimientos de la democracia israelí, la violencia debe ser censurada y aislada. Ese no es el camino del Estado de Israel. (...) Incluso con Siria será posible hacer la paz. Esta manifestación debe enviar un mensaje al pueblo israelí, al pueblo judío de todo el mundo, a los muchos pueblos del mundo árabe y, de hecho, a todo el mundo, de que el pueblo israelí quiere la paz y la apoya. Por todo esto, os doy las gracias’.

Cuando Yigal Amir se acercó a disparar contra Rabin, le dijo: ‘Toma, por traidor’. Media hora después su víctima moría. Amir dijo que había actuado ‘por orden de Dios’ y que no se arrepiente de lo que hizo. Actualmente cumple condena de cadena perpetua.
Tras el magnicidio el pacto de entendimiento con Arafat y las concesiones por ambas partes duraría muy poco.
Si la interpretación de Daniel 9,25 nos estuviese diciendo que entre el anuncio de la restauración de Israel, 1947 (‘salida de la palabra para restaurar y edificar Jerusalén’, en palabras del profeta) y el ungido como príncipe habrá ‘siete semanas’, o lo que es lo mismo, 49 años, llegaríamos al año 5756, o lo que es igual: el período 1995-1996. ¿Es Yitzhak Rabin ese ‘príncipe’ del que habla la profecía?

Lo único que podemos afirmar con certeza es que poco antes de morir recibió el Premio Príncipe de Asturias a la Cooperación Internacional 1994 (en reconocimiento a los acuerdos con Arafat, también premiado), y que ocho días después de haber sido asesinado, en el Royal Albert Hall de Londres, el Profesor Jonathan Sacks, Rabino Jefe del Reino Unido, pronunció un solemne discurso en su memoria, en el que decía: ‘Hace tres mil años el Rey David dijo estas palabras: “No sabéis que un príncipe y un gran hombre ha caído hoy en Israel”. Y hoy esas palabras son un eco en nuestras mentes, porque Yitzhak Rabin fue más que el Primer Ministro de Israel. Él personificó el espíritu de Israel, un brillante soldado que odió la guerra, un hombre que luchó por la paz’.
El rabino Sacks retoma las palabras de David y las dedica a Rabin, y lo hace 3.000 años después de haber sido supuestamente pronunciadas. Y al hacerlo hay una directa elevación de la imagen de Rabin con el patrón del ungido príncipe, en este caso, el Rey David.

Pero el Gran Rabino no fue el único en recordar las palabras del rey hebreo (aparecen en Samuel II, 3,38). Nueve días después del crimen en la Plaza de los Reyes de Israel en Tel Aviv, el líder del partido Likud en el parlamento israelí, Benyamin Netanyahu pronunció las mismas palabras para referirse a la figura del desaparecido líder y añadió: ‘Nosotros nunca imaginamos que en nuestra generación seríamos testigos de la repetición de este crimen; un príncipe y un gran hombre cayó la semana pasada a manos de un hombre débil’. Nueva elevación a la dignidad de príncipe.
En febrero de 2001, el exteniente de alcalde de Jerusalén, Meron Benvenisti, publica un artículo en el diario israelí Ha’aretz en el que alude al asesinato de Rabin en estos términos: ‘El asesinato de un príncipe es habitualmente percibido a través de lentes históricas como los eventos que dan significado a su vida y legado’.

Rabin ha sido comparado con el Cristo (Ungido) cuando se le menciona como príncipe. Isaías 9,6 describe uno de los atributos de la personalidad del ungido por Dios: ‘Porque nos ha nacido un niño, nos ha sido dado un hijo que tiene sobre los hombros la soberanía y que se llamará maravilloso consejero, Dios fuerte, Padre sempiterno, Príncipe de la paz’.
Esta comparación no es sorprendente cuando se tiene en cuenta que el término ‘ungido’ (mashiaj), no hace referencia al Mashiaj con mayúsculas que aún esperan los judíos, sino a todo aquel personaje que reúne alguna de las determinadas cualidades que definen al ungido por Dios, como lo fue el (hipotético) rey David, y en el presente, Rabin. Incluso pareciera que el apellido del fallecido trata de dar mayor consistencia al rol profético aquí descrito, ya que Rabin es palabra hebrea que deriva de Rabbi, cuyo significado es maestro, o el grande, términos ambos que se asocian con un príncipe de la cultura oriental.

Otro dato curioso: Hay algo más de 62 meses de separación entre la muerte de Rabin el 4 de noviembre de 1995 y la victoria de Ariel Sharon el 6 de febrero de 2001. Con su triunfo se desvanecen las escasas esperanzas de paz y se radicaliza más aún el conflicto con la construcción del ‘Muro de la Vergüenza’. Esos 62 meses podrían ser las semanas que enlazan ambos hechos cruciales de la historia moderna de Israel: La muerte de un príncipe ungido y el comienzo de un período de tiempos angustiosos. De ser de este modo, el 9,25 de Daniel vendría a decir lo siguiente:

‘Conoce, pues, y entiende que desde el anuncio para restaurar Israel hasta que Rabin sea ungido como príncipe, habrán 49 años; después pasarán 62 meses; tras ese tiempo Israel levantará su defensa al elegir a Sharon (‘volverá a ser edificada con plaza y muro, pero en tiempos angustiosos’).’

Un punto si parece claro: Daniel habla de tiempos que no concuerdan con la Palestina de hace varios miles de años, sino, más bien, con un futuro escatológico en el que se realiza la ‘justicia eterna’ del versículo 24. Viéndolo de ese modo, la profecía de las 70 semanas aún no ha expirado.
Como digo, quizás las 62 semanas de Daniel sean esos 62 meses de agonía de la paz, que van entre el único magnicidio sufrido por Israel, hasta la llegada de Ariel Sharon y su política de seguridad a costa de lo que sea preciso, incluso el crimen de Estado. De ser de este modo, el 9,26 de Daniel vendría a decir lo siguiente:

‘Después de los sesenta y dos meses de la muerte y unción de Rabin, su plan desaparecerá (‘quien fuera ungido será quitado y no tendrá nada’).’

Hasta aquí ya se habría consumado la profecía. La conclusión del versículo 26 no se habría desarrollado aún, aunque sí estaría en acción desde el mismo momento en que la paz ha muerto definitivamente, precisamente a través de las acciones de guerra no declarada. Los dirigentes de ambos pueblos saben que una guerra abierta conduciría a la definitiva pérdida de control por las dos partes y al exterminio de todos.
Así concluye el versículo 26:

‘Y la ciudad y el santuario destruirá el pueblo de un gobernante que ha de venir, con cataclismo será su fin, y hasta el fin de la guerra está decretada la desolación.’

Por lo pronto, en enero de 2006, la organización ‘terrorista’ palestina, Hamás, gana de forma aplastante las elecciones en los territorios ocupados. Ya entonces, Ariel Sharon está en estado de coma irreversible y uno de sus ministros, Ehud Olmert, que ha sido su mano derecha, asume el poder.
Cuando tras el triunfo de Hamás en 2006 el gobierno ruso se entrevistó con los líderes del grupo terrorista, Israel se rasgó las vestiduras y calificó aquel encuentro oficial de ‘puñalada por la espalda’. No todo el mundo opina igual…
La agencia Europa Press** hace un semblante del fundador de Hamás, asesinado por orden de Sharon*** en 2004, que confirma la tendencia de las Bestias a crearse enemigos: ‘En la década de los 70 fundó su propia organización, ‘Mujama al Islami’, y comenzó a reclutar jóvenes deseosos de acción. En ese momento, Israel dejó hacer, incluso animó de forma encubierta, a los integristas que extendían su influencia en la franja de Gaza, con el fin de debilitar al movimiento político ‘Al Fatah’ liderado por el actual presidente palestino Yasir Arafat.’
Robert Fisk, prestigioso periodista que fue uno de los primeros en hablar sobre el escándalo de la prisión de Abu Ghraib, afirma tajante****: ‘Los israelíes crearon a Hamás. Cuando la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) estaba en Beirut, y los israelíes querían contrarestarla, ellos le pidieron a Hamás que creasen más mezquistas e instituciones sociales en Gaza. Incluso después de Oslo (los acuerdo de paz entre palestinos e israelíes) un alto oficial israelí, y esto fue publicado en la primera página de The Jerusalem Post, mantuvo conversaciones oficiales con representantes de Hamás en Jerusalén’.

Sigamos con la profecía: El 13 de septiembre de 1993 se firman en La Casa Blanca los Acuerdos de Paz de Oslo entre palestinos e Israel. Como testigo del primer apretón de manos entre Yassir Arafat e Yizhak Rabin estaba Bill Clinton. El pacto de Washington entre los dos líderes levantó inusitadas esperanzas de paz para la región. Exactamente siete años después (28 de septiembre de 2000) el pacto se rompió definitivamente con el paseo de Ariel Sharon, que provocó el reinicio de la intifada palestina.
Pacto interrumpido por los pasos de Arik Sharon (las ‘abominables cosas’, diría Daniel) sobre las piedras que conducen al Muro de las Lamentaciones, los únicos restos del Templo de Herodes, destruido en el año 70 de nuestra era. Por cierto, el muro en cuestión también es sagrado para el Islam.
En enero de 2003 uno de los rabinos de Jerusalén le recordó al ‘dinamitero’ Arik Sharon que su ascenso al poder en 2001 se produjo gracias a este provocador acontecimiento. Recordemos que mientras Arik ‘paseaba’ a sus anchas, en Washington estaba el entonces Primer Ministro, Barak, tratando de llegar a un acuerdo con Arafat.
Esos siete años de relativa paz entre el apretón de manos en La Casa Blanca y el provocador espectáculo de Sharon (públicamente contrario a los acuerdos de paz) en la Explanada del Templo serían el período de pacto de una semana (7 años) al que hace referencia el profeta Daniel. Así podríamos entender el versículo 27 del capítulo 9 de Daniel:

‘La paz de Rabin con Arafat se mantendrá con muchos por siete años; y en medio de esos años se evitará el sacrificio (‘hará cesar el sacrificio y la ofrenda’); y sobre la Explanada del Templo***** (‘el espacio del santuario’) habrá detestables y abominables cosas, como la provocación de Sharon, que se oponía sin pudor a la paz de Rabin, que provocará el final de la paz (‘que causarán ruina’) y el comienzo de la nueva intifada; y el terror proseguirá hasta que la aniquilación mutua llegue a todos los que han luchado por la violencia (‘y eso hasta que la completa exterminación determinada sea vertida sobre aquel que la causó’)

Y mientras tanto, octubre de 2003, el trazado del muro de protección israelí se extiende ya por 190 kilómetros (de un total de 750), encerrando a los palestinos en un inmenso guetto. Se supone que hasta ahora hay más de 1.600 familias palestinas sin hogar y unos 3.300 kilómetros cuadrados de terrenos agrícolas arrasados.

‘El Muro de Sharon, ese rotundo desastre, ofrece una rara oportunidad para observar la verdadera naturaleza del Estado judío, y para llamar a desmantelarlo. ¡No sólo el Muro, tontito! El Estado judío.’
Israel Shamir, escritor y periodista israelí.

Finalmente, Arik Sharon desmanteló los asentamientos judíos de Gaza, donde había unos ocho mil colonos israelíes. En Cisjordania hay más de un cuarto de millón de colonos judíos. Algunos serán obligados a abandonar tierra palestina, pero otros se quedarán. A esto último se refirió el presidente Bush, cuando dijo que ‘A la luz de la nueva realidad, que incluye la existencia de importantes centros poblados israelíes, es irreal esperar que el resultado de las negociaciones sobre el estatus final será un retorno total y completo a las fronteras del armisticio de 1949’. Éste es el aval colonizador que Sharon necesitaba y el primero que ‘firma’ un presidente estadounidense, que como nunca antes, ningunea al pueblo palestino y a sus autoridades, únicos legítimos interlocutores para discutir y negociar el destino de los suyos.
Huelga decir que la Autoridad Palestina califica el acuerdo de EEUU-Israel como ‘inaceptable’ y ‘una violación de las resoluciones de Naciones Unidas’. Explícitamente, Sharon también contaba con el apoyo de Arnie Schwarzenegger, quien se acercó hasta Israel el 2 de mayo de 2004, en su primer viaje oficial al extranjero como gobernador de California. Las obligaciones son las obligaciones y la primera prioridad en tales circunstancias era visitar al Gran Jefe, el patriarca hebreo.

LA PROFECÍA

La profecía de Daniel, a la luz de los acontecimientos que hemos ido analizando, y otorgando a Yitzhak Rabin el rol de príncipe ungido, quedaría definitivamente así:

(Verso 24) Setenta semanas’ están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad (JERUSALÉN), para terminar con la trasgresión (SISTEMA DE CONTROL), para acabar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer la justicia eterna; para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo.


(Verso 25) Conoce, pues, y entiende que desde la salida (1947) de la palabra para restaurar y edificar Ierushalaim (Jerusalén) hasta uno (RABIN) ungido (como) príncipe (1995), habrá siete semanas (49 AÑOS); y luego sesenta y dos semanas (SHARON LLEGA AL PODER); y volverá a ser edificada con plaza y muro (DOCTRINA SHARON DE SEGURIDAD A TODA COSTA. CONSTRUCCIÓN MURO DE LA VERGUENZA), pero en tiempos angustiosos (TERROR).


(Verso 26) Después de las sesenta y dos semanas (A CONTAR COMO MESES DESDE NOVIEMBRE DE 1995 HASTA FEBRERO 2001, VICTORIA DE SHARON), quien fuera ungido (RABIN Y SU PROYECTO DE PAZ) será quitado y no tendrá nada (DESAPARECE LA PAZ); y la ciudad y el santuario destruirá (NO CUMPLIDO AUN) el pueblo de un gobernante que ha de venir, con cataclismo será su fin, y hasta el fin de la guerra está decretada la desolación.


(Verso 27) Y él (RABIN) confirmará el pacto (PAZ CON PALESTINOS) con muchos por una semana (7 AÑOS DE PAZ DE RABIN 1993-2001); y en medio de la semana (SEPTIEMBRE 2000) hará cesar el sacrificio y la ofrenda; y sobre el espacio del santuario (EXPLANADA DEL TEMPLO) habrá detestables  y abominables cosas que causarán ruina (PASEO SHARON POR EXPLANADA TEMPLO, SEPTIEMBRE 2000); y eso hasta que la completa exterminación determinada sea vertida (NO CUMPLIDO AÚN) sobre aquel que la causó.’

Continuará.

*El libro del profesor Ahmed Osman Extranjero en el Valle de los Reyes, (1988) Editorial Planeta, ilustra las conexiones entre los patriarcas bíblicos y las dinastías egipcias de manera muy interesante.

**Aparecido en El Mundo, 22 de marzo de 2004.

***Los datos sobre los asesinatos selectivos que ordenó Sharon durante sus años como Primer Ministro son dramáticos. Norman Finkelstein se hace eco del informe del Centro Israelí de Información sobre Derechos Humanos en los Territorios Ocupados (B’Tselem) en su artículo ‘Por qué es justificable el boicot económico a Israel’, (19-1-06) traducido por Felisa Sastre para rebelión.org.
Los datos son los siguientes: desde septiembre de 2000 hasta finales de 2005 se ha contabilizado la muerte a manos de israelíes de 3.386 palestinos (1.008 de los cuales era combatientes). La lista de israelíes muertos es de 992 (309 de los cuales eran combatientes). Finkelstein afirma: ‘Por otra parte, Amnistía Internacional informa que a “muchos” palestinos no se les ha matado de forma accidental sino que han sido “objetivos deliberados”, mientras que el laureado periodista del New York Times, Chris Hedges, revela que los soldados israelíes “atraen a los niños como se hace con las trampas de ratones y los asesinan por deporte.”

****Entrevista de The World Today, 6 de marzo de 2006.

*****La Explanada del Templo fue durante muchos años un espacio cubierto de escombros e inmundicias, gracias al desprecio que los conquistadores cristianos sentían por los judíos, hasta que llegando el Califa Omar manda limpiar la zona, en cuya acción también colabora directamente. Allí está la Cúpula de la Roca y el espacio que la alberga, de unos 140 metros cuadrados. Se trata del tercer lugar más sagrado para el Islam. Junto a ella se encuentra la Mezquita de al-Aqsa.
Poco después de que Arik Sharon fuese elegido Primer Ministro, se colocó en la disputada explanada la primera –simbólica- piedra del Tercer Templo, un bloque de mármol de más de cuatro toneladas. Los autores de la ceremonia de colocación del mármol son los autoproclamados Fieles del Monte del Templo, liderados por Gershom Salomón, quienes exigían a Sharon que preparase el camino para construir el Tercer Templo, para lo cual hay que quitar las edificaciones consideradas sagradas por los árabes.
Estos fanáticos religiosos consideran que la ocupación israelí de Jerusalén en 1967 es la aprobación divina a sus planes mesiánicos. ¿Las pretensiones de esta organización son una muestra más de la predicción sobre el Templo anunciada por Daniel? De ser así, habría que sumarlas a las pretensiones del Instituto del Templo, otra organización de judíos ortodoxos que desde hace años ha ido fabricando los utensilios que formarían parte de las ceremonias sacerdotales del supuesto futuro templo, como el inmenso Menorah de oro, las trompetas de plata, los atuendos del Gran Sacerdote, las campanas, el altar de oro, dos cuchillos para el sacrificio (diseñados, creados y donados por dos benefactores de EEUU), etc.
Mientras tanto, amén de las donaciones de los ignorantes y las élites estadounidenses, el Instituto del Templo (templeinstitute.org) llega a fin de mes vendiendo sus artículos de souvenir: Llaveros de cristal con la Estrella de David (11 dólares), réplicas en miniatura del Templo (89 dólares), pisapapeles con relieve del Arca de la Alianza (40 dólares), colgantes de plata con las gemas del Gran Sacerdote (35 dólares). ¡Y eso que para ellos los asuntos relacionados con el templo son sagrados, que si no...!
Lo grave de todo es que en el parlamento israelí (Knesset) están representadas esas tendencias tan extremistas. Un claro ejemplo de ello es Ovadia Yosef, un octogenario rabino nacido en Bagdad, fundador y líder espiritual del partido Shas, que quizás sea el más respetado e influyente rabino para los judíos sefardíes, y también para las comunidades que viven en países árabes. Dolido por la salida de colonos hebreos de Gaza le faltó tiempo para declarar que el huracán Katrina fue un castigo divino contra la América que permitió el desalojo de las colonias: ‘Cientos de miles permanecieron (tras el huracán) sin hogar. Decenas de miles han muerto (exageró las cifras…). Todo esto porque ellos no tienen a ningún Dios’ (extraído del magazine israelinsider, 7 de noviembre de 2005).
No todos los judíos ortodoxos están seguros de que levantar un templo ahora sea el camino a seguir. Para muchos de ellos su reedificación no puede ser obra de un estado no religioso, como es Israel. Pero como hemos tenido ocasión de ver, otros ortodoxos van más allá y proclaman que Israel no tiene derecho a existir como Estado, pues esto va directamente contra el exilio impuesto por el mismísimo Dios.
Comprenderá el lector que con semejante maraña de intereses contrapuestos entre judíos que desean la reconciliación con sus vecinos y judíos que piden arrasarlos, palestinos que desean el entendimiento con los israelíes y palestinos que desean tirarlos al Mediterráneo, israelíes que buscan vivir en paz y otros que a estas alturas de la historia consideran que hay que levantar un templo para ‘su’ Dios en una tierra manchada de sangre desde hace milenios, la paz es tarea difícil. Demasiado difícil, demasiados intereses.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

22 Señales de que la colapsada economía española se dirige hacia una Gran Depresión

http://sleepwalkings.wordpress.com/2012/05/02/22-senales-de-que-la-colapsada-economia-espanola-se-dirige-hacia-una-gran-depresion/

Anónimo dijo...

24 Señales de que nos estamos acercando peligrosamente a una gran guerra en Medio Oriente

http://sleepwalkings.wordpress.com/2012/02/08/24-senales-de-que-nos-estamos-acercando-peligrosamente-a-una-gran-guerra-en-medio-oriente/

Xoco dijo...

Excelente el de Analfabetismo Espiritual III, esta tarde leeré los dos últimos posts que me faltan.

Por cierto, esta es la última que ha intentado nuestro Dr. No:

http://dotorqantico.wordpress.com/2012/05/03/fundacion-eticotaku-resurreccion/

Saludos a todos.

Anónimo dijo...

MÁS DE UN MILLAR DE PRESOS PALESTINOS EN HUELGA DE HAMBRE
Un Relator de la ONU, "horrorizado" por la situación en cárceles israelíes

http://www.europapress.es/internacional/noticia-relator-onu-horrorizado-situacion-carceles-israelies-20120502205057.html

Tavo Jiménez de Armas dijo...

Gracias, Xoco. Magnífico cómo has chafado la exclusiva de RLG y su congreso hispanocolombiano...

Anónimo dijo...

Bravo, Xoco, cómo se le ha visto el plumero de nuevo al estafador....

¿Pretendería cobrar las inscripciones y salir corriendo? Porque, desde luego, en Colombia, no se iba a celebrar nada.

Además... ¿Rafa organizando algo? jajajjajjajajajajja Falsificando, sí; organizando, va a ser que no.

Anónimo dijo...

«Israel amenaza con un ’Armagedón’ nuclear al mundo»

http://www.voltairenet.org/Israel-amenaza-con-un-Armagedon

Anónimo dijo...

Comandante israelí revela que soldados infiltrados en manifestaciones palestinas lanzan piedras para provocar

http://www.meneame.net/story/comandante-israeli-revela-soldados-infiltrados-manifestaciones

Anónimo dijo...

Israel se convierte en una fortaleza amurallada
Un nuevo muro separa también a israelíes y libaneses
El Estado judío se aísla aún más de sus vecinos árabes

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/05/13/actualidad/1336925819_016030.html